“El baloncesto es un deporte muy fácil. Ni todo son pases sin mirar, ni mates, ni alley-hoops. Menos triples, más cabeza.”

13 07 2010

Este deporte es fácil cuando se trabaja duro, día a día y con constancia por ser cada día un poco mejor.
En este deporte se triunfa si se es un grupo, un equipo; tú solo puedes ganar un partido, pero sin el resto no podrías jugar ni uno.
En este deporte el trabajo no se hace para uno mismo, sino también para los demás. Lo importante ni lo que más vale es lo que tú hagas, los puntos que tú metas, sino que lo que es realmente importante es que el conjunto realice un buen trabajo y logre meter más puntos que el rival, sea quien sea quien tire, quien se juegue la última bola o quien coja los rebotes.
Porque no todo son pases sin mirar, ni mates, ni alley-hoops. No vale más la persona que da ese pase que nunca te esperas, ese pase que tú crees que es imposible de dar, ese que con esa asistencia hace que el público se levante de sus asientos. Tampoco existe la figura de la “estrella”, esa que se cuelga del aro en cada contraataque, que deja atrás a su defensor y recibe un pase a placer.
En este deporte nunca prima el individualismo, no somos un solo individuo, sino muchos que con sus virtudes y sus defectos forma un bloque, un grupo.
Para lograr estar arriba, alcanzar objetivos, metas y retos, lo importante es trabajar, estar ahí día a día, divertirse, disfrutar cada minuto, cada buen momento dentro de ese equipo, tú equipo, nuestro equipo, y de saber sufrir cuando las cosas no van bien; superando obstáculos y dificultades; y lo más importante es lograr todo esto como grupo, como equipo, como conjunto, apoyándonos uno a uno en todas nuestras decisiones.
Pero ante todo, lo importante no es hacer muchas cosas, sino hacer lo que puedas bien hecho, es mejor hacer poco y bien que mucho y mal.
“Menos triples, más cabeza”.





Nada es tan difícil si lo intentas

18 04 2010

Las temporadas para nosotros empiezan en junio, en cuanto la competición pone el punto y final y se forman los nuevos grupos. Como ocurre en otros lados, nosotros no formamos los nuevos equipos y damos vacaciones, si no que seguimos trabajando durante todo el verano. Unos dirán que estamos locos, pero es nuestra forma de hacer las cosas y aunque no sea a base de entrenos, siempre hay un cierto contacto, porque lo importante es el trabajo continuo.

El trabajo al final siempre trae sus recompensas, y lo importante de ello, es el ir paso a paso, recogiendo a cada paso aquello que vamos consiguiendo o nos vamos encontrando.

Durante cada temporada siempre hay momentos buenos y otros no tanto, pero que de verdad cuenta es no dejar de trabajar por muy difíciles que se pongan las cosas; porque al final dicen que el tiempo pone siempre cada cosa en su lugar.

Pero ante todo, hoy he comprobado que … como decía una campaña publicitaria: “impossible is nothing”, que nada es tan difícil si lo intentas, que nunca hay que dar nada por perdido, y que sobre todo, todo se consigue a base de trabajo y que sólo confiando en tu trabajo puedes conseguir cualquier cosa.

“Próxima parada … tercer partido del Play Off, sólo tenemos que hacer, aquello que sabemos hacer y sobre todo … disfrutar de ello”.