1×1

25 07 2010

Hoy no voy a explicar un ejercicio determinado para trabajar el 1×1, ya que en cualquier ejercicio se puede trabajar el 1×1, ya sea sólo con dos jugadores o dentro de un cinco contra cinco.

Así que vuelvo otra vez a esas dos palabras que ya he mencionado en alguna que otra ocasión: “situación real”.

Podemos trabajar el 1×1 de cualquier manera, pero … ¿todas sirven?; a veces nos sirven unas que al día siguiente ya no nos son útiles debido a que queremos trabajar algo específico.

Pero … ¿nos sirve trabajar un 1×1 desde medio campo con todo ese espacio disponible para moverse? Pues yo creo que no, porque cuando lo trasladamos a un partido, normalmente los 1×1 no parten desde el medio campo y suelen tener delimitado el espacio, ya que atacan 5 jugadores y defienden otros 5.

Creo que es positivo y que se nota una gran mejoría en el juego del equipo cuando se tiene en cuenta esto, el no realizar los ejercicios porque nos gusten más o menos, o porque los utilicemos siempre; sino que hay que realizarlos porque de esa manera podamos conseguir el objetivo deseado y para que nos sirva tanto para la mejora del jugador como para la mejora del juego colectivo.

Por eso, creo que es bueno delimitar, poner obstáculos, dar determinadas instrucciones para trabajar los aspectos que nosotros queremos. Se puede trabajar el 1×1 delimitando espacios, y no según la posición de cada jugador ya que pienso que todo el mundo debe saber jugar en cualquier sitio de la pista aunque en alguno de ellos lo haga con más asiduidad. También nos podemos plantear la situación de 1×1 en el que el ataque sólo pueda finalizar realizando un tiro o realizando una entrada, y así, trabajar situaciones reales que nos puedan ocurrir en las que durante un 1×1 no haya huecos en la zona para penetrar o en la que la defensa apriete mucho al atacante y este tenga más opciones para penetrar. Podemos trabajar los 1×1 con balón o sin balón para trabajar la recepción; y ¿por qué no podemos trabajar un 1×1 a partir de un 2×2?, ya que en este caso lo que queremos trabajar es el pase tras la salida de la ayuda.

Podríamos trabajar infinidad de detalles, pero siempre teniendo en cuenta que debemos trabajar siempre situaciones lo más parecidas a un partido, y que el 1×1 no es sólo anotar o llegar al aro, sino que primero hay que recibir el balón y que según las opciones del juego y la lectura de este podemos finalizar o nos debemos parar y buscar otra opción, o a lo mejor debemos retroceder para empezar otra vez, o … pasar a ese compañero que a leído los espacios cuando saltó la ayuda, …

Anuncios