Reflexionando …

16 06 2010

Cuando parezca que todo va mal,

busca el silencio y agarra ese balón.

Cógelo y recuerda cuando todo era diferente,

cuando te sentías a gusto y disfrutabas con él.

Míralo y quédate unos segundos allí.

Porque muchas veces desearás
volver a estar donde antes estabas,
sentir lo que antes sentías
y ser lo que antes eras.

Quédate unos segundos allí,
mira a tu alrededor
y piensa que siempre se puede conseguir algo más.